No olvides medir a tu mascota antes de comprarle ropa. Mide la circunferencia del cuello, hombros y el pecho. También debes ver que el proveedor tenga una tabla de medidas para que tengas seguridad de que la ropa se ajustará a tu perro.